Seleccionar página

Algunos piensan que una vida saludable es sinónimo de sacrificios y restricciones, sin embargo, no es tan difícil, solo se necesita una actitud positiva y muchas ganas de sentirte bien y lucir sano(a).

¿Cómo lograr una vida saludable?

No fumar

¿Qué sucede cuando dejas de fumar? ESE Norte 2

Se trata de una acción con efectos casi inmediatos sobre la salud, reduciéndose, además, el riesgo de muerte prematura y favoreciendo que sanen los pulmones y el sistema circulatorio.

De lo contrario, según la Asociación Americana del Corazón, se tiene más riesgo de infarto, ictus, cáncer, coágulos, aneurismas y enfermedades coronarias si fumas.

Llevar una dieta saludable / Cuidar la alimentación

Tips para una vida saludable

Busca el modo de llevar una dieta balanceada, que no deje de lado ningún alimento necesario para tu cuerpo; es decir, que incluya vegetales, frutas, carnes blancas, legumbres, fibra y mucho líquido.

Una dieta inadecuada es el factor que causa más muertes e incapacidades en el mundo.

En este sentido, se recomienda reducir el consumo, o no consumir determinados alimentos, como son, las grasas saturadas que se utilizan en la elaboración de alimentos preparados o congelados, la sal o el sodio y los azúcares añadidos. También se recomienda reducir el consumo de alimentos con mucho colesterol.

La dieta debe ser variada, y, se recomienda que formen parte de ella comidas ricas en fibra, frutas, verduras y proteína magra. Además, es básico beber mucha agua, un nutriente esencial sin calorías, sola o en infusiones y eliminar las bebidas alcohólicas o los refrescos de tipo industrial.

Llevar una vida activa / Hacer ejercicio

El sedentarismo solo trae inconvenientes para nuestro cuerpo. Busca el modo de realizar ejercicios en tu casa o hacer deporte fuera de ésta. Si no es posible, sal a caminar por lo menos media hora al día, recuerda que tu corazón es un músculo que necesita ejercitarse para mantenerse sano, igual que el resto de músculos de tu cuerpo.

Los ejercicios, sobretodo aeróbicos, te ayudan a mantenerte sano, fuerte, bajar de peso, prevenir enfermedades y reducir el estrés.

Mantener un peso equilibrado

El exceso de peso es un serio problema de salud para muchas personas, ya que aumenta el riesgo de desarrollar graves enfermedades, incluidas las del corazón, derrames cerebrales, diabetes, cáncer y presión alta.

El peso bajo, por otro lado, tiene relación directa con los problemas cardíacos, baja resistencia a las infecciones, fatiga crónica, anemia, depresión y otras enfermedades.

Estas patologías son evitables si se lleva una alimentación balanceada, se controla el peso y se mantiene un nivel normal y equilibrado del mismo. Para ello, lo mejor es cambiar los hábitos, incluyendo la comida y la actividad física.

  • Haz ejercicios físicos constantemente
  • Trota o camina para activar el metabolismo
  • Fumar baja tu calidad de vida
  • Recuerda: Una buena alimentación da una buena calidad de vida.

Beatriz Bohórquez Salinas – Gerente

ESE Norte 2 ¡Más Humana y Pública!

Ir al contenido